September 28, 2017

March 23, 2017

March 12, 2017

Please reload

Entradas recientes

La magia del Amor

September 28, 2017

1/2
Please reload

Entradas destacadas

Gol

March 12, 2017

¿Cuántas cosas pueden pasar en 90 minutos? Tantas como personas, animales y demás cosas existan. Se puede leer un poco, escuchar música, mirar el cielo, hablar, escribir, caminar, correr… Cada cual sabe qué más se puede hacer.

 

Pero en aquella tarde salieron 22 jugadores a una cancha de juego, un árbitro y un balón. ¿Alguien sabe qué va a pasar? En el partido, digamos que “sí”. Sin embargo, detrás de todo esto, inmersos en los millones y millones de personas que se disponen a ver ese encuentro hay una sala con cuatro muebles y, por supuesto, un televisor. ¿Algo más? Pues… van llegando cuatro hombres, cada uno muy diferente al otro: a uno le gusta el fútbol, ve los partidos, los goles y cuando puede juega; al otro que está allí ni le gusta ni le disgusta, sabe de jugadores y de equipos por cultura general; al siguiente también le gusta el fútbol, sobre todo el español; para el último, el fútbol no es su deporte favorito, pero suele acompañar a los demás y estar bien enterado.

 

Hay muchas razones por las cuales la gente se reúne para ver un partido. La particularidad de ellos es que viven en comunidad: los mueve la misión que comparten y que se esfuerzan por llevar a cabo todos los días, quieren fortalecer la fraternidad que los une. A pesar de las distintas personalidades buscan valorar las cualidades de los demás, muestran su mejor cara ante las situaciones difíciles y han aprendido a comprender al otro. Lo anterior puede sonar muy bien, más aun, como en todas las familias, existen problemas, discusiones, malentendidos. Así somos. No obstante, esa tarde decidieron ver el partido para salir de la rutina, olvidar todo lo malo y valorar la presencia de los otros. Y cuando alguno de los equipos haga un gol, uno va a saltar eufórico, otro simplemente se quedará sentado porque no era su equipo, habrán sonrisas, probablemente alguno se perderá el gol por distraerse; para uno será golazo, para otro un gol bobo… Al fin y cabo, los cuatro estarán allí, compartiendo un buen momento como HERMANOS.

"Que el amor fraterno perdure" (Hebreos 13, 1)

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • Blanco Icono Google+

© Instituto de los Hermanos del Sagrado Corazón